Black Mirror

“Black Mirror”: el límite de la tecnología

“Si la tecnología es una droga –y se siente como una droga- entonces, ¿cuáles son sus efectos secundarios?”

Con esta frase nos explica Charlie Brooker, director de la serie, la línea general de esta ficción en la que se cuestionan todos los aspectos del ser humano que se ve sumergido completamente en un mundo marcado por las redes sociales, internet y los avances tecnológicos.

Esta ficción británica cuenta ya con dos temporadas, de tres episodios cada una, en los que el único nexo de unión es el impacto de los avances tecnológicos sobre una sociedad adicta al impacto visual. Mediante tramas de lo más variopintas, nos harán reflexionar acerca de hasta dónde puede llegar la ambición por la innovación que marca diariamente la vida de una sociedad adormilada y dominada por la tecnología.

Se ha anunciado ya que habrá tercera temporada, tendremos que seguir esperando…